jul 312012
 

A la hora de realizar una compra o una inversión, si no contamos con los recursos necesarios solemos recurrir a la financia ción ajena.

En muchas ocasiones, las emprendedoras no nos paramos a pensar si realmente necesitamos esa compra, y si solicitamos  financiación,  a qué coste, qué nos supone, etc…Pensamos que todo se va a solucionar por arte de magia al arrancar el negocio.

La mala noticia es que en la mayoría de los casos no es así, y sin darnos cuenta nos encontramos con gastos fijos mensuales que son difíciles de sostener, especialmente si estamos  empezando un negocio.

Debemos reflexionar sobre las implicaciones de lo que puede parecer una operación simple. Contraer una deuda con una entidad puede desequilibrar nuestras finanzas y comprometer seriamente nuestra economía y la de los que nos rodean.

Evitar el sobreendeudamiento es un objetivo.

En este artículo se ofrecen pautas útiles a la hora de realizar una operación de financiación para emprender.

Seguir leyendo »

jul 182012
 

¿Qué otras posibilidades hay para financiar mi negocio?

Hace algunos meses lancé desde mi página Web una encuesta sobre las necesidades de los emprendedores a la hora de empezar un negocio.

Casi la mitad de los encuestados declaró tener problemas a la hora de empezar su negocio por no tener suficiente dinero (liquidez) con el cual financiar las inversiones iniciales de su actividad empresarial.

Muchos emprendedores se encuentran ante la necesidad de solicitar financiación, y muchos de ellos (la mayoría) se encuentran con dificultades en este punto.

Con respecto a este tema te quiero hacer algunas recomendaciones:

  1. Prepara un buen plan de empresa, para que cuando tengas que presentarlo a tu financiador, obtenga una buena impresión sobre ti y tu negocio.
  2. Reduce al mínimo los gastos iniciales de tu negocio. Casi cualquier negocio en su medida mínima consiste en un teléfono móvil, un ordenador portátil, unas tarjetas de visitas,  un catálogo de productos (folletos etc..), mientras que no hayas conseguido los primeros clientes  (e  ingresos) y puedas permitirte mayores inversiones.
    Las diferentes posibilidades existentes se adecuarán en mayor o menor medida a los proyectos a financiar y también, naturalmente, a las particularidades de los países donde se desarrollan, en función de las características técnicas de la actividad en cuestión, así como del tamaño de la operación financiera.

Dada la dificultad en el acceso a la financiación que a veces se presenta, hay otras opciones a tener en cuenta que quiero brevemente explicar a continuación. Seguir leyendo »